MARCHA NÓRDICA


El Nordic Walking o Marcha Nórdica es una actividad física que incorpora el uso activo de unos bastones específicos a la forma natural de caminar para así impulsar el cuerpo hacia delante. Integra la actividad de la parte inferior y superior del cuerpo sin embargo respeta en todo momento las características biomecánicas de la marcha humana y una correcta alineación articular.

Nordic Walkers
Practicantes de marcha nórdica urbana

El Nordic Walking es una actividad física segura y eficaz que trabaja el cuerpo de forma simétrica y equilibrada con el objetivo de mejorar el bienestar físico y emocional de quienes lo practican.

La marcha nórdica puede ser practicada durante toda la vida, desde la infancia hasta la tercera edad y es adaptable a las características físicas individuales. Puede implementarse desde distintos entornos (fig.1) – familiar, educativo, social, laboral o sanitario –  y con diferentes fines:

  • salud – promoción de hábitos de vida activos, control, tratamiento y rehabilitación de patologías
  • fitness – mejorar la condición física
  • deporte – mejorar el rendimiento deportivo

Los beneficios derivados de la práctica regular del Nordic Walking quedan supeditados a la realización de una técnica correcta que evite gestos lesivos y posturas forzadas o exageradas. Recomendamos por ello aprender la técnica de la mano de un/a profesional del ejercicio que además esté especializado/a en marcha nórdica.

ciclo